El Blog de la Psicologia Laboral

Cómo tener éxito en la entrevista de empleo.

Sugerencias

 

   Han sido innumerables las veces que me han solicitado consejo sobre cómo actuar en la entrevista de empleo a fin de ser exitosos/as en ella.

   He decidido entonces escribir un artículo para satisfacer estas inquietudes que se continuarán acrecentando, tendiendo en cuenta la recesión económica mundial y el avance de la tecnología, dos variables que traen como consecuencia la constante pérdida de puestos de trabajo.

   Esta situación que es conocida superficialmente o profundamente por todos los que aspiran a tener, mantener y crecer en sus trabajos, se ha convertido en una fuente de sentimientos de malestar, angustia, impotencia y tristeza. Hoy por hoy tener un trabajo remunerado en forma tal que permita la satisfacción de las necesidades vitales, ha pasado a convertirse en un “castillo”, haciendo alusión a la seguridad que este tipo de edificación brinda. Desde este panorama podemos establecer la primera sugerencia:

 

1. Su mercado para solicitar un trabajo es el mundo. Desear vivir cerca de los seres queridos es una válida necesidad emocional del ser humano, pero en este contexto el sentido común aconseja priorizar la  sobrevivencia sobre las emociones.

   Hay que aclarar que hoy la selección es un proceso que incluye varias etapas. Se comienza definiendo las tareas del puesto, y en base a esta descripción se establecen las competencias que una persona debe reunir para poder efectuar las tareas que componen al puesto con el nivel de eficiencia que la organización requiere y define. Por competencias queremos significar un conjunto de conocimientos, experiencias, capacidades cognitivas, destrezas, rasgos de personalidad, actitudes y valores que se correlacionan positivamente con la ejecución eficiente de las tareas de un determinado puesto de trabajo.

   Considerando este concepto podemos definir una segunda sugerencia.

 

2. Dado que los estudios, conocimientos especiales y experiencias son previamente establecidos, considere para postularse aquellos trabajos para los cuales posee los estudios y experiencias requeridas. Durante el período de desempleo suele suceder que la desesperación lo lleve a pensar que haría cualquier cosa con tal de obtener un empleo. Sin embargo este pensamiento es ineficaz y lo conduce a someterse a situaciones en las que expone su sentimiento de autoestima en forma inútil.

   El segundo paso en el proceso de selección consiste en obtener un número suficiente de antecedentes o curriculums-vitae el cual varía de acuerdo a la organización que hace la convocatoria, la cual suele contar con una base de datos. Tomando en cuesta este paso se extraen dos sugerencias:

 

3. No vacile en enviar sus antecedentes a todas las consultoras y organizaciones relacionadas con su ocupación. La publicación de avisos en los periódicos y revistas es costosa y, por ende, es un costo que se tiende a eliminar. A través de la Internet puede obtener el nombre y dirección de consultoras en recursos humanos. En general se aconseja elaborar su curriculum empleando no más de dos hojas. Un curriculum para ser aceptado no puede contener ningún error de gramática, por ende, revíselo con un/a entendido/a en la materia.

El curriculum debe contener en relación a su experiencia laboral:

  • El nombre y dirección de la empresa donde prestó servicios. Si se encuentra trabajando actualmente no coloque el nombre de la empresa, describa el ramo solamente, pues aún cuando usted solicite discreción, no puede esperar que su pedido sea respetado.
  • La fecha de inicio y separación.
  • Los puestos ocupados y las tareas desempeñadas.  
  • El motivo de desvinculación.
  • Si la organización ha sobrevivido escriba el nombre de la persona para pedir referencias y el número de teléfono o dirección electrónica para ubicarla.

 

4. Si bien debe tener un curriculum base para enviar, ante cada pedido de trabajo concreto tiene que rediseñarlo en función a ese pedido, haciendo mayor hincapié en los conocimientos y experiencias que se relacionan con el puesto. Por ejemplo, si usted es un ingeniero químico que en los últimos años se ha desempeñado como gerente de producto, pero que en el comienzo de su carrera vendió fertilizantes, y el puesto vacante se relaciona con la comercialización de productos químicos, detalle en forma precisa sus tareas y logros como vendedor de fertilizantes.

 

   La tercera etapa en el proceso de selección consiste en seleccionar dentro de los curriculums seleccionados en base a estudios y experiencias afines al puesto, los candidatos que serán llamados para una entrevista de empleo. Aquí el o la selectora se concentra en aquellos cuya experiencia reciente se encuentra más relacionada con la requerida en la posición vacante. Como en este paso, usted no puede ejercer control, no se mencionan surgencias.

   La cuarta etapa consiste en establecer contacto con los candidatos elegidos para coordinar una entrevista. La surgencia que de aquí se desprende es la siguiente.

 

5. En este primer contacto el o la encargada de la selección que se pone en contacto con usted, se forma una impresión sobre su manera de ser, la cual puede ser positiva, negativa o neutra. Como esta impresión ejerce influencia en la decisión final es aconsejable que responda en forma  inmediata, cordial, precisa y flexible. Contestar en forma inmediata no significa responder al minuto siguiente, pero sí en el mismo día. Por flexible quiero significar el que acomode sus horarios a los del otro/a.

 

   El quinto paso es el que origina tantas inquietudes en la mente de los postulantes sobre la manera de actuar, y es la entrevista de empleo. Es necesario señalar para que se comprenda la situación que así como el candidato experimenta tensión nerviosa, lo mismo sucede con quien entrevista, pero en un nivel más bajo. El o la entrevistadora debe obtener una impresión objetiva sobre el o la postulante a fin de definir si esa persona sigue o no en el proceso de selección. Como entrevistado/a, usted debe considerar que si bien usted puede perder una oportunidad laboral, quien no elabora apreciaciones objetivas sobre los y las candidatas pierde su trabajo y su prestigio. He aquí las principales sugerencias.

 

Antes de acudir a la entrevista

6. Escriba y ubique la dirección. Escriba el nombre de la organización que lo ha convocado y el nombre, apellido y título (Licenciado/a, Contador/a, Ingeniero/a, etc.) de la persona con la que se tiene que entrevistar. Calcule el tiempo que le llevará estar allí para llegar con diez minutos de anticipación.

 

7. Interiorícese sobre dicha organización y en el caso que se trate de una consultora, tome conocimiento sobre las características de la empresa para la cual se lo está convocando.

 

8. Conozca el sueldo de mercado para la posición ofrecida.

 

9. Si tiende a experimentar nerviosismo durante las entrevistas que le cuesta controlar aprenda técnicas de relajación y visualización con un/a terapeuta.

 

10. Si padece de hiperhidrosis palmar, consulte con un médico especialista en piel. Hoy se emplea el Botox para su control.

 

Durante la entrevista

 

11. Comience dirigiéndose a él o ella empleando el título y el apellido. Si quien lo entrevista lo/a tutea, pregúntele que como prefiere que se dirija a él o ella.

 

12. Colabore con el entrevistador y responda sus preguntas, sin eludirlas y sin faltar a la verdad. Recuerde que ante una inconsistencia, usted será eliminado/a.

 

13. Antes temas espinosos que originaron su desvinculación en una organización conteste algo así: “Lamentablemente no supe entender la cultura de la organización”.

 

14. Si se lo invita a formular preguntas, hágalo refiriéndose a temas que lo/a preocupen, por ejemplo, el “horario real de trabajo”. Siempre pregunte qué exactamente está buscando la empresa.

 

15. Al finalizar la entrevista, pregunte algo  así:

¿Podría decirme cómo continua este proceso?, o bien,

¿Podría decirme si volveré a tener noticias suyas?

 

16. Si le preguntan la remuneración que pretende, responda algo así:

“Me gustaría escuchar sus propuestas, pero entiendo que el sueldo de mercado es……”

 

17. Es costumbre preguntar sobre tres fortalezas y tres debilidades que usted considera que posee. No responda lo que casi la mayoría de los postulantes responde, por ejemplo mencionar que su debilidad es ser muy detallista. Todos tenemos puntos fuertes y puntos débiles. Considere los mismos en relación a la puesto al que aspira antes de la entrevista. Por ejemplo, si usted aspira a ingresar a la policía científica, puede mencionar lo siguiente siempre que sea así:

Ejemplo de fortalezas

“Para mí la verdad es un valor fundamental en mi vida.”

 

Ejemplo de debilidades

“No me gusta que me apuren al hacer un trabajo. Lo supero trabajando horas-extra sin esperar ser remunerado hasta lograr rapidez en la tarea.”

“Bueno, por ejemplo, esto, me es dificultoso encontrar y aceptar mis defectos”

 

 

 

Después de la entrevista

 

18. Repase sus conductas y focalícese en aquellas que en su opinión siente que estuvo “flojo/a”. Recuerde las expresiones no-verbales de quien lo entrevistó que usted interpretó como de desaprobación. Piense alternativas más asertivas de respuesta frente a la misma pregunta.

 

19. Luego de dos semanas y si no lo han llamado, contáctese con la persona que lo entrevistó. Si luego de dos veces no consigue ubicarlo/a, no insista. Piense para su interior: “Bueno yo soy una rica manzana y ellos querían una apetitosa pera”.

4 comentarios to "Cómo tener éxito en la entrevista de empleo."

Estoy segura me servirán de mucho estos consejos, Gracias.

Muchas gracias. Recuerda siempre que en la entrevista de empleo tu papel es activo cuando te preguntas: “¿Por qué razones este individuo se inclinaría por mi perfil?” Si tú te puedes contestar esta pregunta has adelantado un gran trecho en el proceso de obtener un trabajo.

Muy bueno el articulo, deseo saber como interpretan los entrevistadores aspectos de la vida personal: ¿como está conformada la familia? o como se visualiza en 10 años? y ese tipo de preguntas.

Pues bueno Elvira me has ganado de mano, hoy pensaba escribir un artículo sobre las preguntas frecuentes que generalmente formulan los técnicos en recursos humanos. Te responderé puntualmente a lo que preguntas.
1. ¿Cómo está conformada su familia?
Se evalúa de acuerdo con las exigencias del puesto y las características de la cultura de la organización, por ejemplo, si el puesto es de enfermera de cuidados intensivos en pacientes terminales se apunta a una familia que contenga las ansiedades de sus miembros, en cambio si la persona es divorciada y se la evalúa para el puesto es de piloto de avión, su estado civil no es un punto en contra.
Si la empresa tiene una cultura burocrática el hecho de que una persona tenga una familia extensa y demandante, por ejemplo, niños con especiales necesidades(autistas) no hace, pero en cambio este tipo de familia sería un factor en contra si el mismo puesto se encuentra en una empresa con cultura orientada hacia los resultados.
2.¿Cómo se visualiza en diez años?
Hay personas que guían su accionar de acuerdo a necesidades que exigen una gratificación inmediata. Otros se fijan objetivos a largo alcance y elaboran un plan de carrera. La respuesta pertinente depende de la época de vida del postulante y de su ocupación.Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo del piloto, y suponiendo que tiene cincuenta años, una respuesta adecuada podría ser que piensa dedicarse a enseñar a otros pilotos una vez que se jubile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: