El Blog de la Psicologia Laboral

Archive for noviembre 2014

¿Cómo incrementar un bajo nivel de autoestima?

Existen muchos ejercicios para mejorar el nivel de autoestima. Explicaremos algunos de ellos:

     Forma tu anclaje de soporte

Sigue los siguientes pasos:

  • Siéntate en una posición confortable en un lugar en el que sabes que no serás interrumpido.
  • Cierra los ojos y respira profundamente hasta que sientas tu cuerpo relajado.
  • Regresa en el tiempo. Toma una foto de un momento particular de su vida.  Elije un momento en el que te sentiste  exitoso y seguro de ti mismo. Detente y observa todos los detalles de ese momento, quiénes estaban, qué sucedió, qué te dijeron y qué respondiste. Imagina tu apariencia y la de los otros.  Recuerda el lugar donde aconteció, el moblaje, el color de las paredes, etc. Rememora los aromas, sabores, sonidos y lo que sintió. Evoca la seguridad de su tono de voz y la aprobación de los otros. Permítete sentir confianza en  ti mismo y la aprobación de tu accionar.
  • Cuando las imágenes sean lo suficientemente claras y te sientas confortable consigo mismo, toca con tu mano derecha tu muñeca izquierda en forma firme y en un lugar determinado que luego puedas recordar rápidamente. Estás anclando tus sentimientos de confianza en ese lugar de su muñeca y en el futuro cuando te sientas con baja autoestima tócate ese lugar.

     No generalices

Si una persona del otro sexo no te elige como pareja, no generalices la situación y pienses: “No soy una mujer atractiva”, házlo en términos de pasado: “Pues bien, a XX no le resulté atractiva, pero en el pasado XX, XX y XX centraron su atención en mí.” Además revisa tus cualidades y considera qué potencialidades puedes desarrollar.   

   Remplaza el porqué” por el no obstante”

Cuando sientes displacer al pensar en una situación empleas los “porqués” y los “entonces”  en la charla interna. Piensa en términos específicos.  Obviamente estos pensamientos erosionan tu autoestima. Se deben evitar y remplazar con frases auto-afirmativas que contengan las palabras “aunque” y “no obstante” de la siguiente manera: “Porque no tengo estudios no tengo un buen empleo.” Remplaza esta frase por esta:

“Aunque no tengo estudios suficientes…… puedo, no obstante, obtener un buen trabajo”

Y finalmente ten en cuenta que el  mejorar tu nivel de autoestima no depende de tu edad, sexo, raza, nacionalidad, sino de tus deseos y esfuerzo de “ayudarte” a ti mismo. Muchas veces nos vemos como víctimas de nuestras injustas circunstancias y esperamos que nuestra vida mejore a través de algo o alguien en forma mágica. Si queremos mejorar el sentimiento de sentirnos cómodos en nuestra propia piel tenemos que realizar un arduo trabajo interno.

Anuncios

La ira es una emoción humana normal y común. Pero cuando se convierte en incontrolable, pasa a ser destructiva y conduce a originar problemas en la vida. Este artículo tiene como objetivo ayudarte a controlar tu ira.

Tenemos que distinguir entre ira saludable y no saludable. David D. Burns, M.D. autor del libro “Ten Days to Self-Esteem”,  habla de ira saludable cuando se acepta el sentimiento, se lo expresa de un modo socialmente aceptable y su experiencia da a lugar al inicio de una acción constructiva. En cambio, la ira enferma consume la vida de quien la experimenta, aparece sin un objetivo aparente y no tiene fin.

Para Glenn R. Schiraldi, PhD., quien dirige programas en la Universidad de Maryland sobre el manejo del estrés y es autor de la obra:”The Post- Traumatic Stress Disorder”, la ira es un sentimiento negativo e inconfortable que se origina después de percibir una situación como amenazante o frustrante. Este sentimiento da a lugar a cambios físicos, como por ejemplo, incremento en el ritmo respiratorio, palpitaciones del corazón, presión arterial y tensión de los músculos, como así también a modificaciones hormonales en la sangre. Como consecuencia de los pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales relacionadas con la ira, hay quienes tienden a huir de la situación, en tanto otros reaccionan  elevando su voz y comportándose en forma crítica y sarcástica. También, hay quienes reaccionan con violencia física. Para Schiraldi, así como hemos desarrollados hábitos infectivos de reacción ante situaciones que desencadenan ira, también es posible re-aprender estilos efectivos es su manejo. Menciona los siguientes ejercicios:

1. Hazte cargo de tus sentimientos. Eres tú quien ha reaccionado con bronca, no es el otro quien te hizo enojar

2. Toma conciencia de tus deseos, emociones, pensamientos y sensaciones relacionadas con la ira. Luego descríbelos en un diario personal, por ejemplo, observo:

  • Mi deseo de tirar cosas contra la pared.
  • Mi sentimiento hostil y agitado.
  • Mi pensamiento de odio.
  • Como mi sangre está a punto de hervir.

Al dirigir tu atención a tus estados emocionales, la tonalidad de los mismos disminuye.

3. Cambia tu expresión facial y postura corporal. Al cambiar tu lenguaje no-verbal, dejas de alimentar la ira en tu cerebro.

4. Inicia conductas que originan sentimientos opuestos a la ira. Por ejemplo:      

·         Abraza a un amigo a quien encuentras.

·         Llama a alguien por teléfono a quien quieres y exprésales tus sentimientos.

·         Piensa en situaciones que originaron sentimientos opuestos a la ira, como por ejemplo, éxitos y bellos lugares que visitaste.

5. Realiza ejercicio físico. Camina sin tener un punto de destino, observa los alrededores y dirige tu atención a la forma en que respiras.

6. Esfuérzate en comprender los puntos de vista de quien percibiste como agresor.

7. Comunícate con quien originó tu ira cuando estés calmo. Describe la conducta del otro, explícale lo que sentiste y pregúntale si en el futuro puede reaccionar de un modo que no te frustre.

Mayor información: http://youtu.be/Z13O0A_4Ics

 


Categorías