El Blog de la Psicologia Laboral

Anorexia: Detección Precoz empleando la Prueba de Rorschach

Posted on: octubre 28, 2012

Investigación presentada en el XV Congreso Latinoamericano de Rorschach y otras técnicas proyectivas celebrado en Bs. As., Argentina, 2012.

“MUÑEQUITAS RUSAS ADELGAZADAS EN LA PRUEBA DE RORSCHACH”

SLIM MAMUSHKAS IN THE RORSCHACH’S TEST

 Lic. Ana Burgess

Dirección: P.O.Box 265. John Day. Estado de Oregon. EE.UU.

C. P.: 97845

Email: aceburgess@gmail.com

Teléfono: (001) 541 575 5705

 

Psic. Hellmut Brinkmann Scheihing

Dirección: Victoria 157. Casa 12. San Pedro de la Paz. Región del Bio Bio. Chile.

C. P.: 4130000

Email: hbrinkma@udec.cl

Teléfono: 56 (41) 2283198

 

Lic. Joyce Rozenberg Barmak

Dirección: Av. Belen 154. Dpto 501. San Isidro. Lima. Peru.

Email: joycerb23@yahoo.com

Teléfono:

 

Psic. María Cecilia Carrillo

Dirección: Chacabuco 29. 3º “D”. San Miguel de Tucumán. Argentina.

C. P.: 4.000

Email: marceccar@hotmail.com

Teléfono: 54 (381) – 15 – 4637809

 

RESUMEN

Introducción

La investigación comenzó a raíz de la lectura del caso de una adolescente hospitalizada por Anorexia analizado e interpretado por Weiner, I. (2003) donde el autor concluye que se trata de una sujeto no – paciente. Sin embargo, el mismo caso codificado e interpretado desde la Escuela Argentina de Rorschach (EAR)  presenta indicadores psicopatológicos de Anorexia.

Objetivos

  • Clarificar las causas del Trastorno de Anorexia desde la Prueba de Rorschach.
  • Establecer los indicadores de Anorexia en la prueba de Rorschach, tanto empleando el Sistema Comprehensivo de Exner (SC) como el de la Escuela Argentina de Rorschach, (EAR),  a fin de diagramar pautas que posibiliten un diagnóstico precoz y orienten la terapia de pacientes con Anorexia.

Método

. Análisis y comparación de los resultados en la Prueba de Rorschach siguiendo el S. C.: Treinta casos de pacientes anoréxicas diagnosticados por Cabetas Hernández, Isabel, (1998) en España; cincuenta casos de pacientes anoréxicas investigados por García Alba, Carmen (2009) en España; y  veinticinco casos de pacientes anoréxicas analizados en  Argentina por  Guinzbourg, Mónica (2011).

. Análisis y comparación de los resultados obtenidos en las etapas anteriores con los hallazgos de la EAR, tanto desde el trabajo de Alonso y otros (2002), como desde el trabajo mencionado por Rovira B. y Chandler E. (2011).

. Análisis y comparación de cinco protocolos Rorschach, empleando el modelo de S.C. y  de la EAR,  en la codificación e  interpretación correspondientes a cinco adolescentes, cuatro diagnosticadas con Anorexia, Deborah (EE.UU.), Carolina (Perú), Emilse (Argentina) y Rebeca (Argentina), y otra diagnosticada con Anorexia y en remisión, A.B. (EE.UU.) después de dos años de terapia cognitiva.

. Obtención de una tabla de indicadores del Trastorno de  Anorexia en la Prueba de Rorschach con ambos métodos (S. C. y EAR)

Palabras clave:

Anorexia. Rorschach. Sistema Comprehensivo de Exner.  Escuela Argentina de Rorschach.

SLIM MAMUSHKAS ON THE RORSCHACH TEST

ABSTRACT

Introduction

This research began after reading a case analyzed by Weiner, Irving (2003) of a teenager with Anorexia. Weiner concludes that the evaluated adolescent is a non patient subject.  However, the same case codified and interpreted following the Argentinean School of Rorschach has psychopathological indicators of Anorexia.

 

Objectives

To found indicators of Anorexia on the Rorschach Test using the Rorschach Comprehensive System (RCS) and the Argentinean School of Rorschach (EAR).

 

Method

. Analysis and comparison of three Rorschach studies in patients with Anorexia in different countries: two in Spain, by Cabetas Hernández, Isabel, (1998) and García Alba, Carmen (2009), and one in Argentina, by Guinzbourg, Mónica (2011), following the Comprehensive System for the Rorschach (Exner, 1974).

. Analysis and comparison of two Rorschach test findings in patients with Anorexia in Argentina: one by Alonso and others (2002) and other by Rovira B. y Chandler E. (2011) following the Argentinean School of Rorschach (EAR).

. Analysis and comparison of five Rorschach protocols of adolescents with Anorexia using the Rorschach Comprehensive System (RCS) and the Argentinean School of Rorschach (EAR)

. To obtain Anorexia’s psychopathological indicators in the Rorschach test and their interpretation using the Rorschach Comprehensive System (RCS) and the Argentinean School of Rorschach (EAR)

 

Keywords: Anorexia, Rorschach Comprehensive System (RCS), Argentinean School of Rorschach (EAR).

 1.   Introducción

 La investigación comenzó a raíz de la lectura de un caso de anorexia que presentó Weiner (2003) en el cual este autor concluyó que se trata de una adolescente no- paciente. Sin embargo, el mismo caso codificado e interpretado siguiendo a la Escuela Argentina de Rorschach, tanto desde el trabajo de Alonso y otros (2002), como desde el trabajo mencionado por Rovira B. y Chandler E. (2011) presenta indicadores psicopatológicos de anorexia, los cuales son: ausencia de la respuesta popular de cuero de animal en la Lámina IV con el determinante textura , proporción alterada en la relación H/Hd con franco predominio de cara o cabeza y presencia de los siguientes fenómenos especiales: acción padecida, crítica al objeto, crítica al sujeto, combinación confabulatoria en la Lámina X  y deforme, desfigurado o raro.

Se considera importante realizar la investigación dado que en el caso de la anorexia se trata de:

  • Un fenómeno en aumento en las sociedades industrializadas urbanas según Vandereycken, W. (2012). Entre mediados de los años 50 y los años 70 la incidencia de anorexia tuvo un incremento de casi 300% de acuerdo a las estadísticas proporcionadas en 2005 por NOAH (New York Online Access to Health) mencionadas por López Coutiño, B.  y otros. (2012)
  • Un trastorno ego sintónico de acuerdo a García Alba, C. (2009), por lo cual la adolescente con anorexia no se encuentra motivada a consultar, y generalmente llega a la consulta por la insistencia de sus padres. Cuando ellas lo hacen por ellas mismas, es por otro motivo que el de su enfermedad, como por ejemplo, dificultades en sus estudios. Se considera que la ausencia de conciencia de su problemática y el diagnóstico tardío, como consecuencia, dificulta su tratamiento y posibilidades de recuperación.
  • Un trastorno en el que la farmacología no ha dado resultado, según un estudio realizado por la doctora Jennifer Hagman y otros colegas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado y en el Hospital de Niños de Colorado entre agosto de 2004 y septiembre de 2008. Dicho estudio citado por Walter Vandereycken (2012) sería el motivo por el cual a las compañías farmacológicas no les resulta atrayente invertir recursos para la investigación de este trastorno.
  • Un trastorno con serias consecuencias. Para Cabetas Hernández, I (1998) el 5% de las pacientes con anorexia muere, el 5% revierte en población obesa, el 50% se cura con un tratamiento psicológico de dos años aproximadamente, el 20% logra comer bien pero queda con bajo peso crónico y el 20% mejora. Si bien existen otras cifras más optimistas,  según ANAD (Nacional Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders, Inc) la anorexia es la enfermedad mental que tiene el mayor índice de mortalidad en la actualidad.

2. Precisando conceptos

Al investigar sobre el tema de la anorexia, se detecta un amplio espectro de opiniones en el que no se observan concordancias, lo cual puede dificultar el éxito de la intervención psicoterapéutica, a saber:

2.1 ¿De qué se trata?

Mientras que para algunos autores se trata de un síndrome,  Alonso H. y otros (2002), la consideran como un trastorno, de acuerdo al DSM, en tanto para otros autores se tratarían de sujetos no pacientes, de acuerdo a Giordano, S. (2007). Esta última autora concluye que la mejor manera de resolver los trastornos de la alimentación no consiste en tratar de encontrar una manera de cambiar los esquemas cognitivos en relación a la comida, sino en cambiar la manera en que todos pensamos en relación a lo que está bien o lo que está mal y la manera en la que nosotros juzgamos la conducta de la gente en términos morales.

 Frente a este diverso y vasto panorama hemos optado por definir la anorexia como un trastorno mental, considerando la palabra trastorno mental según la APA (American Psiquiatric Association)  como una condición mental caracterizada por una disfunción en el individuo de sus cogniciones, emociones o conductas que refleja un disturbio biológico, psicológico o del proceso de desarrollo, el cual subyace en el funcionamiento mental.

 

2.2. En cuanto a sus síntomas

Los diversos autores investigados están de acuerdo, por lo cual nos remitimos a los definidos por el DMSS.

 

A. Restricción en la ingesta de energía que conduce a un significativo bajo peso corporal en el contexto de la edad, sexo, proceso de desarrollo y condición física. Significativo peso corporal se define como un peso que está por debajo del mínimo normal de lo esperado para niños y adolescentes.

B. Intenso miedo de engordar o persistente conducta que interfiere con subir de peso, aún cuando éste aumento sea insignificante.

C. Distorsión en la forma de percibir el propio peso e imagen corporal, bajo la influencia se sobre-estimar el peso corporal e imagen corporal en la evaluación de sí misma con una falta persistente de reconocer la seriedad del bajo peso corporal.

 

2.3.  En cuanto a sus causas

En cuanto a las causas no se observa acuerdo entre los autores investigados y en la historia del estudio se detecta un cambio, es decir, de acuerdo con la época y el país de origen, el énfasis recae en factores genéticos, relaciones objetales o bien culturales.

 

2.3.1.   Los factores orgánicos y genéticos  han sido considerados por distintos autores. Entre ellos, Walter H. Kaye (2009), profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh  concluye en su artículo sobre anorexia. “Nuestra búsqueda ha establecido que [los factores genéticos] juegan un sustancial rol en determinar quién es más vulnerable a desarrollar un trastorno de la alimentación”. De acuerdo con Kaye, los cerebros de las anoréxicas registran una alteración en la actividad de la serotonina. También agrega que: “Aunque  la FDA (U.S. Food and Drug Administration) no ha aprobado medicación para las pacientes con Anorexia, estudios sugieren que los antipsicóticos de segunda generación pueden ser beneficiosos.”  Esta posición no es compartida  por otros autores como  Vandereycken, W. (2012), que considera que la anorexia es un trastorno que se adquiere por medio de un proceso social de aprendizaje de imitación, identificación y competencia. Nuestra posición es la siguiente: Si bien no negamos que la anorexia tiene un sustrato genético, setos no juegan un importante rol. Sería de esperar que no aparezcan en las respuestas de la prueba de Rorschach índices de organicidad en estas pacientes.

2.3.2.   Los factores culturales son considerados como la causa principal entre los investigadores actuales. Katzman, M. y otros (1997) centran la causa de este trastorno en la necesidad  de autoafirmación y en variables de ambigüedad en la cultura occidental.  Para Woodman M. (2000)  existe un número creciente de mujeres quienes se preguntan por el sentido de sus vidas y que aspiran a encontrar su propia historia interna. Para esta autora  aquellas mujeres que rechazan los valores colectivos masculinos como invasiva  imposición en su búsqueda por su propia identidad,  colisionan con muchas fuerzas que  luchan por integrar afanosamente. También,  Rovira, B. y  Chandler E. (2011) colocan el acento en la ambigüedad de roles que ofrece la moderna sociedad occidental a las adolescentes entre el rol de la mujer de acuerdo con el sistema patriarcal, el cual pone su acento en la delgada y bella mujer-objeto, y la mujer que apartándose del sistema patriarcal encuentra su identidad de mujer en una búsqueda interior e individual. Para apoyar esta teoría estos autores resaltan que sociedades, como ciertos lugares de China e India, en los que este trastorno no se hallaba presente, ha comenzado a manifestarse cuando dichos lugares han comenzado a occidentalizarse. Coincidimos con el resultado de estas investigaciones y aportes, aunque  observamos que no alcanzan a explicar el por qué algunas adolescentes enferman, en tanto otras no. También el autor belga Vandereycken, W. de la Universidad de Lovaina, Bélgica (2012), hace hincapié en los factores culturales, considerando la presión de los pares como el primordial, de acuerdo con sus investigaciones de adolescentes con trastornos en la alimentación en dicho país.  Su estudio partió de la base de que la adolescencia es una etapa en la que los pares tienen una gran influencia en la conducta de las adolescentes. Concordamos con este autor, aunque estimamos que esta explicación no es suficiente para explicar el por qué algunas adolescentes son tan vulnerables a la influencia de sus pares, en tanto que otras no lo son. Sumamos a estos factores, el pensamiento dicotómico de la sociedad occidental. En conclusión, coincidimos con Cabetas Hernández, I. (1998)  quien afirma:”La sociedad actual propicia la enfermedad, pero no explica sus motivaciones inconscientes.” Consideramos que deficiencias en las relaciones objetales le impiden a la adolescente integrar los dos modelos culturales, por otro lado  los aspectos dañados en la percepción de su propia autoimagen las vulnera ante la presión de sus pares. Al tener en cuenta los estudios mencionados y vincularlos con las variables del Rorschach, sería de esperar un aumento en la variable relacionada con las respuestas populares en las pacientes con Anorexia.

 

2.3.3. Otros autores señalan las causas en la dinámica de la familia de la adolescente. Por ejemplo, López Coutiño B. y otros (2006) citan que los trastornos de la alimentación se darían en familias que se caracterizan por:

  • Aglutinamiento: En estas familias los límites generacionales e interindividuales son débiles, por consiguiente existen confusión en roles y funciones. Como los límites entre los miembros no están bien marcados, la intimidad de la adolescente está desprotegida.
  • Rigidez: Existe resistencia al cambio.
  • Evitación del Conflicto: Se observa  bajo umbral de tolerancia al conflicto.

 

Con anterioridad Selvini Palazzoli y otros (1999) consideraron que el síntoma anoréxico es la expresión de un proceso interactivo dentro de la familia con un desarrollo secuencial de colisiones en una familia disfuncional. Agregan estos autores que las pacientes con anorexia mantienen un juego encubierto que evita la confrontación de sentimientos.

Nosotros observamos en estas familias un intento de aparentar ante la sociedad una funcionalidad familiar de la que carecen.

Al tener en cuenta los estudios mencionados y vincularlos con las variables del Rorschach,  es de esperar que pacientes con Anorexia presenten:

 

  • Índice de Respuestas INCOM y FACOM aumentado, implicando dificultades en los límites yoicos y fragilidad en la diferenciación entre el si mismo y los objetos, de acuerdo con Passalacqua, A. y otros (2006).
  • Proporción activo: pasivo (a: p) y (Ma: Mp) diferente a la esperada, es decir actitud pasiva ante los problemas.
  • Porcentaje de respuestas con forma como único determinante – F % (EAR) y L Lambda (S. C.) elevados-, denunciando un excesivo esfuerzo defensivo de control del Yo, de disociación o represión, el cual no permite sintetizar, armónica y plásticamente, los impulsos y las emociones, como tampoco la satisfacción y la expresión de las mismas, de acuerdo con Passalacqua, A. y otros (2006).
  • Aumento de los contenidos idealizados y desvalorizados socialmente revelando mecanismos de idealización y temores persecutorios  de acuerdo con Passalacqua, A. y otros (2006).
  • Presencia de fenómenos especiales relacionados con el uso de la disociación como mecanismo defensivo  como contaminación atenuada, disociación y  dividido de acuerdo con Passalacqua, A. y otros (2006). La contaminación atenuada  alude a disociación y la dificultad para lograr la integración posterior a la disociación.

 

2.3.4.       Los factores derivados de las primeras relaciones objetales entre el bebé y su madre. Al comienzo de las modernas investigaciones este factor fue destacado por los estudios desde el psicoanálisis como el de Cabetas Hernández, I. (1998) quien concluyó que existiría un rasgo melancólico previo al desarrollo de la enfermedad en estas adolescentes. Para dicha investigadora española, la paciente anoréxica tiene obstaculizado su acceso a la madre y con  ello su desarrollo libidinal. La madre inconscientemente no facilitó el  investimiento afectivo del cuerpo, razón por la cual el cuerpo quedó disociado de los procesos mentales. Hilde Bruch (1969) fue la primera en llamar la atención sobre las deficiencias en la autopercepción y autorregulación de las sensaciones de hambre en los trastornos de alimentación. Dichas deficiencias se refieren a las dificultades para reconocer e identificar con precisioon las propias emociones y sensaciones de hambre y saciedad. Hilde Brunch demostró que la Autopercepción del hambre no es completamente innata, que el infante debe experimentar constantemente una secuencia de sucesos, su reconocimiento por parte del adulto, la respuesta apropiada y la sensación de alivio final. Así esta investigadora se adelantó a las actuales propuestas sobre la importancia de las respuestas confirmadoras, reforzadoras o inhibidoras de los componentes innatos por parte de las figuras de apego para el desarrollo adecuado de la autopercepción y autoefectividad.

En consecuencia, la adolescente anoréxica presenta deficiencias en su experiencia  de  cohesión, continuidad y mismidad del Self, las cuales dificultan su capacidad de sintetizar e integrar aspectos divergentes y conflictivos de la experiencia cultural. Agrega la mencionada autora que las anoréxicas presentan dificultades en delimitar su self respecto a los otros, emanciparse y establecer tanto ideales, como contactos sociales. Menciona además que en la etapa adolescente, en la que se trabaja sobre la identidad y la autonomía y por ende en los procesos de individuación y  separación, la anoréxica se crea un falso self o una falsa identidad, pretendiendo que su conflicto en torno a la enfermedad le proporcione la identidad buscada. Con el tiempo esta teoría se debilitó,  y se acentuó el énfasis en los factores culturales de la sociedad occidental de acuerdo a lo mencionado anteriormente. Sin embargo, el estudio de Fernández Bravo, F. (2008) y el de de Betancourt L. y otros (2007), éste último basado en la teoría del apego de Winnicott, nuevamente acentúan el énfasis en las relaciones objetales. Fernández Bravo y Betancourt  coinciden en que la carga genética de la niña interactuando con la conducta de una madre, quien atiende primero sus propias necesidades y luego las de su bebé, originan rasgos de personalidad que constituyen la base sobre la cual se desarrolla posteriormente la enfermedad. Coincidimos con esta teoría y al decir de Winnicott serían situaciones vividas tan tempranamente que el dolor correspondiente no pudo ser sentido., aclarando que no se trataría de una estructura psicopatológica de personalidad como propone García Alba (2009) como hipótesis de trabajo, sino de rasgos disfuncionales de personalidad. Al tener en cuenta estos estudios y vincularlos con las variables del Rorschach,  es de esperar que pacientes con Anorexia presenten:

SumT (Exner) o Total de Fc + cF + c (EAR), disminuido en relación a lo esperable, ya que la anoréxica evita aceptar la relación íntima con el otro que la comprometa en sus afectos y la haga desear su presencia, de acuerdo con Cabetas Hernández, I. (1998).

Relación H: (H)+Hd+ (Hd) diferente a la esperada. Normalmente se espera: H> (H)+Hd+ (Hd).  El cuerpo escindido del pensamiento, no ha podido ser simbolizado, o sea, no se ha convertido en un cuerpo erógeno, capaz de proporcionar placer. Quedando así desinvertido, el Yo desestima su auto conservación según Ferrari, G. (2002).  De acuerdo con Paola Andreucci y Adriana Guila (2009)esta relación alterada traduciría una dificultad para contactarse con el otro real y total e implicaría que las pacientes con estos trastornos no pueden establecer relaciones satisfactorias para ambas partes, presentando una insuficiencia en los procesos de individualización, lo cual dificulta la formación de un concepto integrado de sí mismas. Estas adolescentes se refugian según García Alba, C (2009) en una imagen fantaseada, irreal y distorsionada y tienen un trastorno de identidad según Alonso H. y otros (2002) debido a la dificultad de identificarse con figuras totales y reales y al uso excesivo de mecanismos de defensa de disociación y fragmentación del yo, o sea que el cuerpo es escindido, negado y disociado,  evitándose el cuerpo sexuado.

Contenidos mórbidos aumentados (MOR↑) en tanto presentan aspectos disfóricos, negativos o dañados en la percepción de su propia imagen de acuerdo con García Alba, C. (2009)

Contenidos con atribuciones de idealización (rey, gigante, figuras religiosas o históricas) y denigración (seres débiles, deformes o defectuosos) o desvalorizados socialmente: Por ejemplo: “Polilla” en la Lámina I  o V  en lugar de la popular: “Murciélago” o “mariposa.” Estos contenidos se relacionan con el uso de los mecanismos de defensa de disociación e idealización.

Fenómenos especiales:

 Acción padecida: Hace referencia a fantasías de destrucción disociadas y no asumidas como propias.

Crítica al objeto: Hace alusión a su disconformidad con la realidad.

Crítica al sujeto: Se relaciona con sentimientos de baja autoestima.

Deforme, desfigurado o raro: Hace referencia a la proyección de una imagen corporal dañada.

Negación del claroscuro: Se relaciona con la negación de le necesidad afectiva del otro.

Respuesta de  defecto: Hace referencia a la preocupación de estar roto.

Código de COP disminuido en relación a lo esperable.

Dificultades frente a la lámina materna (VII) debido a que según Cabetas Hernández, I. (1998) existe hostilidad hacia la madre que la anoréxica representa en su hostilidad hacia los valores culturales  transmitidos en su educación. La hostilidad a la madre es una reacción ante las múltiples restricciones impuestas por ésta en el curso de su educación.

Índice de Respuestas INCOM y FACOM aumentado: analizado anteriormente.

 

  1. Propósitos de la investigación

Considerando lo señalado hasta el momento, encontramos diversas coincidencias en los resultados de las investigaciones realizadas con Rorschach con el sistema de la EAR, mientras las investigaciones desde el Sistema Comprehensivo de Exner realizadas en España y Argentina coinciden sólo en algunos  indicadores, en tanto en otros no. A partir de estos hallazgos, se plantearon los siguientes objetivos de la investigación:

 

  1. Proponer posibles indicadores en la Prueba de Rorschach de acuerdo con la causalidad del trastorno.
  2. Detectar o no dichos indicadores en protocolos de cuatro pacientes anoréxicas, Deborah (EE. UU.), Carolina (Perú) y Emilse (Argentina), Rebeca (Argentina) y el de una anoréxica recuperada, AB (EE.UU.) empleando el S. C. y el de la EAR.
  3. Comparar las similitudes detectadas con los índices detectados por el S. C. en Argentina y España y el de la EAR en Argentina.
  4. Establecer los indicadores del Rorschach que se mantienen y que puedan determinar criterios diagnósticos de anorexia con la Prueba de Rorschach a fin de facilitar el diagnóstico precoz y orientación de la terapia.

 

4. Resultados

4. 1. Índices de organicidad en Anoréxicas en la prueba de Rorschach

Los  índices de organicidad en la prueba de Rorschach en los 5 casos de nuestra muestra han sido analizados en base al estudio Rubel J. (1993) y se presentan en la Tabla 1.

 

Tabla 1. Índices de organicidad encontrados en los casos estudiados.

Caso

Indicadores de organicidad

1.Caso A.B. (Anoréxica Recuperada) (USA, SC)

No se detectan

2. Caso Carolina  (Perú, EAR)

No se detectan

3. Caso Emilse (Argentina)

No se detectan

4. Caso Deborah, de Weiner (2003) (USA, SC)

No se detectan

5. Caso Rebeca (Argentina)

No se detectan

 

 

Observamos que tanto los estudios empleando el S. C., como aquellos que utilizan  el sistema de la EAR no mencionan la presencia  de indicadores de organicidad. Concluimos que el trastorno no involucra componentes orgánico-cerebrales.

 

4. 2. Indicadores de factores culturales en Anoréxicas en la prueba de Rorschach

Para Weiner, I. (2003) un valor  P > 7 identifica una adhesión a la conformidad mayor que lo esperable. En nuestro estudio encontramos los siguientes valores de P:

Tabla 2. Valores de P en  la muestra.

Casos

P

Ausencia de P en L.VI

(cuero o piel de animal en W)

1. Caso A.B. (Anoréxica Recuperada) (USA)

6

X

2. Caso Carolina (Perú)

5

X

3. Caso  Deborah (USA) de Weiner (2003)

5

X

4. Caso Emilse (Argentina)

5

X

5. Caso Rebeca ( Argentina)

7

 

Promedio

5,6

80%

 

Vemos que,  si bien el número de P no es superior al esperable, sí se puede concluir que aparece como un valor ligeramente aumentado. En cuanto a las investigaciones realizadas con el Sistema Comprehensivo de Exner en España, observamos que mientras Cabetas Hernández, I. (1998) no lo menciona, García Alba, C. (2009) encontró un valor de P acorde a lo esperable, sin embargo, señala una ligera diferencia ya que mientras que en el grupo de no pacientes examinadas la media fue de 5, en el grupo de pacientes anoréxicas el valor fue de 5,06. En Argentina, el estudio de Guinzbourg M (2011) no menciona el valor de la P. Tampoco se incluye este valor en la investigación realizada con el sistema de la EAR,  sin embargo este último menciona la ausencia de P en la LVI según Alonso H, (2002).

Conclusión: De acuerdo a nuestro estudio, la variable P es importante de considerar para la detección del trastorno, como la ausencia de la P en la Lamina VI.  El valor P se halla ligeramente aumentado y la P se halla ausente en la L VI.

4.3. Índices de factores de la dinámica familiar en Anoréxicas en la Prueba de Rorschach

En la tabla siguiente presentamos los valores encontrados en los casos estudiados  relacionados con la dinámica familiar de las personas examinadas con el Rorschach.

Tabla 3. Índices de Factores de la Dinámica Familiar en Anoréxicas en la Prueba de Rorschach.

 

Casos

 

Índice de  R. INCOM + FABCOM: Esperable: 0,83

 

Proporción activo: pasivo (a:p),  y (Ma:Mp)

Proporción de respuestas con F como único determinante. F. E. vinculados a la disociación

 

  1. Caso AB

 (Anoréxica Recuperada) (USA)

1 FABCOM

Ligeramente aumentado

a:p =       1:5,

Ma:Mp = 0:1

Proporción inversa a lo esperado

F%:   56%

L =    1,55

Aumentado

FE: Disociación (1)

 

2. Caso Carolina (Perú)

2 INCOM

1 FABCOM

Aumentado

a:p =       5:10

Ma:Mp = 1:7

Proporción inversa a lo esperado

F%:   39%

L =    0,64 

Esperable

FE.: Disociación (2)

3. Caso Deborah (USA) de Weiner (2003)

1 FABCOM

Ligeramente aumentado

a:p =       5:4

Ma:Mp=  2:4

Proporción inversa a lo esperado

F%:      47%

L =       0,90

Esperable

FE: Aumento de la conciencia de interpretación (1)

 

4. Caso Emilse

4 INCOM

4 FACOMB

Muy Aumentado

a: p =       3: 7

Ma: Mp=   1: 3

Proporción inversa a lo esperado

F%: 61

L= 1,58

Aumentado

FE.: Dividido(1) y contaminación atenuada (1)

5. Caso Rebeca

4 INCOM

3 FACOMB

Muy aumentado

a: p =       6 : 2

Ma: Mp= 4  : 2

Proporción esperable

(M-)

F%: 47%

L =  0,78

Esperable

FE: Contaminación atenuada (3)

Promedio

4

80 % de los casos: Proporción inversa a lo esperado

F%: 50 %

L =  1,09

Presencia de F. E. relacionados con la disociación 100%

 

 

Observamos en la Tabla 3 que el índice de  respuestas INCOM + FABCOM supera los valores normales esperados en los cinco casos, en tanto la proporción de respuestas de “F pura”, representada por el F% o por L (Lambda), se encuentra dentro del rango esperado, o aumentado. En cuanto a la relación  a: p vemos que en cuatro de los cinco casos se presenta invertida respecto de lo esperable.

En cuanto al índice de respuestas INCOM Y FABCOM se detecta en los casos de  nuestra muestra representado en la Tabla 3 desde ligeramente aumentado hasta muy aumentando, coincidiendo con la seriedad de los síntomas, ya que Emilse y Rebeca son las que exhibe un mayor índice de INCOM y FABCOM, presentando  síntomas más graves que el resto de la muestra y con más dificultades en el tratamiento. En cuanto a las investigaciones realizadas con el S. C. en España  observamos que  Cabetas Hernández, I. (1998) no lo contempla, en tanto  García Alba, C. (2009) señala que no se aprecian deslices cognitivos significativos (Sum6CC.EE: 1.84 en pacientes anorexias). En cambio, en Argentina, Guinzbourg M (2011) determinó un valor de 5.08 en Sum6, concluyendo que estas pacientes presentan deslices ideacionales que afectan su pensamiento lógico. Recordemos que Exner (2001) considera:

INCOM (Combinaciones Incongruentes): Respuestas a las que un solo objeto se le atribuyen uno o más rasgos o actividades que resultan inverosímiles (como por ejemplo, “Muñequitas rusas adelgazadas en el caso de Carolina, lo cual motivó el nombre de este estudio)

FACOMB (Combinaciones Fabulatorias): Respuestas en las que dos o más objetos son presentados manteniendo una relaciona inverosímil o imposible.

Sum6: Se  refiere a la suma de respuestas que presentas  los códigos especiales críticos (Respuestas Desviadas, Combinaciones Incongruentes, Combinaciones Fabulatorias, Contaminación, Lógica Inadecuada y Perseveración)

Finalmente la investigación en pacientes anoréxicas realizada por la EAR establece un aumento en respuestas con combinación confabulatoria y confabulaciones. También detecta presencia de respuestas contaminadas en forma atenuada. Recordemos que la EAR, de acuerdo con Passalacqua, A. y otros (2006) distingue: Combinación Confabulatoria: Respuestas en las que se relacionan diferentes elementos aislados de la mancha (con buena calidad formal), que aparecen en la verbalización de la respuesta, con una falla en su asociación (de ahí el desarrollo confabulatorio).

Confabulaciones: Este fenómeno se presenta cuando el sujeto hace una interpretación partiendo de un detalle de la mancha, que puede o no estar bien visualizado, para estructurar una respuesta abarcando mayores proporciones que, por lo general, no tiene buena calidad formal.

Contaminación en Forma Atenuada: Esta respuesta une dos o más conceptos; no se realiza en forma superpuesta, a pesar de existir una tendencia a mezclar, pero las partes aparecen diferenciadas y en la verbalización se discrimina la respuesta.

Como conclusión, no hay coincidencia entre las dos investigaciones con Exner, García Alba, C. (2009) en España y Guinzbourg M (2011) en la Argentina. En tanto las dos investigaciones realizadas en la Argentina con ambos sistemas (S. C. y EAR) arrojan los mismos resultados, o sea, ambos presentan serios deslices lógicos. Comparando estos estudios con nuestra pequeña muestra se puede concluir que las pacientes anoréxicas tienden a presentar  deslizamientos o fallas lógicas en el curso de la ideación, evidenciando un yo que no logra diferenciar entre lo interno y lo externo.

 Proporción activo: pasivo (a: p) y (Ma: Mp)

En cuanto a estas dos proporciones se detecta que son inversas a las esperadas en  cuatro casos de la pequeña muestra (80%) es decir son adolescentes en las que prevalece una actitud pasiva frente a los problemas.

En cuanto a las investigaciones realizadas con el S. C. en España, observamos que mientras Cabetas Hernández, I. (1998) menciona un aumento de los movimientos activos, García Alba, C. (2009) señala un aumento de los movimientos pasivos, coincidiendo con el estudio de Guinzbourg M (2011) en Argentina.

La EAR menciona un aumento de los movimientos pasivos.

 Proporción de respuestas con F como único determinante en el Número Total de respuestas

En cuanto a este índice se detecta en nuestra pequeña muestra desde esperable hasta aumentado en nuestra pequeña muestra.  Sin embargo un análisis cualitativo de las respuestas permite detectar un excesivo esfuerzo defensivo de control del Yo de disociación, el cual no logra sintetizar, armónica y plásticamente, los impulsos y las emociones, como tampoco la satisfacción y la expresión de las mismas. Por ejemplo consideremos los casos que presentan un esperable porcentaje de formas pura, Carolina (Perú), Deborah (USA) y Rebeca (Argentina).

Carolina:

Lámina II: Respuesta 7:” Un osito de peluche”. Localización D1. Encuesta: Por las cabecitas, las formas de la nariz, el hocico. Peluche por la expresión marcada del hocico y los ojos, uno mirando hacia la derecha, uno con actitud súper tranquila, y el otro súper agresivo.” FE: disociación

Lámina VII: Respuesta 26: “Veo dos rostros de dos personas, uno frente a frente.” Localización: D1.Encuesta: Nariz, veo la quijada, los labios, ojos, uno lo veo completamente claro, el otro lo veo como una persona anciana, por la forma de la quijada. Uno con barba y bigote por la diferencia de colores y la forma. FE: disociación

Deborah:

Lámina II: Respuesta 4. “Este rostro parece triste.” Localización Dd99. Encuesta: Estos parecen como rostros tristes, como que están llorando. Es tan triste.

Lámina II: Respuesta 5. “Esto parece como el rostro sonriente de una persona.” Localización: Dd99. Encuesta: El perfil de la nariz. La cuenca del ojo y los labios que sonríen. La boca está bien abierta, se está riendo. FE: disociación

Rebeca:

Lámina 1: Cucaracha voladora. Localización W (Contaminación atenuada)

Lámina II: Respuesta 4 .Elefantitos con cara de ratoncitos bailando. Localización: D6 (Contaminación atenuada)

Lámina III: Respuesta 5. Mujeres con sombrero presumiendo con cara de perro. Localización: D9 (Contaminación atenuada)

El exceso defensivo del control del yo ha sido detectado también desde la escuela cognitiva. Según Wijbrandt, H. y otros (1998), se detectan en estas pacientes inhabilidad para discriminar emociones y para tonificar su nivel, es decir no encuentran palabras para describir sus emociones ni capacidad para tonificar el nivel de sus emociones. También observan dicotomía del pensamiento, o tendencia a dividir las cosas en blanco y negro. “O soy gorda, o soy flaca.”

Tendiendo en cuenta que Weiner (2003) afirma que el valor esperable para Lambda (L) es entre 0,30 y 0,99 y al observar las investigaciones realizadas con el S. C. observamos lo siguiente. En España, Cabetas Hernández, I. (1998), si bien no incluye este valor, destaca un estilo ambigual o coartado en su muestra. Recordemos que de acuerdo a Sendín, M. (2007) el estilo coartado, que incluye un L aumentado, sugiere un rígido esfuerzo defensivo. En tanto García Alba, C. (2009) señala un valor L de 0,84, o sea, esperable.  En cambio en Argentina, el estudio mencionado de Guinzbourg M (2011) señala un valor de 1,02, es decir aumentado, coincidiendo con las investigaciones de la EAR. Esta escuela que considera como esperable para la variable F%  valores entre 40 y el 50% encontró que en el 72% de los protocolos analizados, el F%  alcanza un promedio del 75%.

Como conclusión, dada las diferencias de los valores, para establecer un esfuerzo defensivo no adaptativo se sugiere una mirada cualitativa de las respuestas cuando el Lambda o F% es el esperable.

Conclusión final de factores familiares: Concluimos que si existen factores familiares que originan el trastorno y que se pueden detectar por medio de la presencia del índice de  respuestas INCOM + FABCOM superior al esperado, por las proporciones activo: pasivo (a:p) y (Ma:Mp), inversas a las esperadas, y a través de una mirada cualitativa para investigar el sistema defensivo desde los fenómenos especiales.  

 

4.4.Índices de factores derivados de las relaciones objetales en Anoréxicas en la Prueba de Rorschach

   

Tabla 4. 1. Índices derivados de Relaciones Objetales en  Anoréxicas en la Prueba de Rorschach

Casos

Determinante Textura: T( S.C.) / c (EAR) Frecuencia en no pacientes: 1 según Sendín (2007). Según EAR: 3.

MOR: Frecuencia en no pacientes: 0,78según Lunazzi, (2006) y 1 de acuerdo a Weiner (2003)

COP: Frecuencia en no pacientes: 2 segúnExner, (2001) y 1,23 segúnLunazzi (2006)

 

Proporción: H: (H)+Hd+(Hd) Esperable para Weiner (2003)  al menos dos respuestas con contenido humano y H › (H)+Hd+(Hd)

1. A.B. (Anoréxica Recuperada) (USA)

0 (Exner y EAR)Disminuido

0

Esperable

1 (Aparece en FM con localización D y calidad formal o)Disminuido

1: 1

Inversa a la esperada

2. Carolina (Perú)

1FT/1Fcc (en L.VI) ( Exner y EAR)

Esperable

1 Esperable

2 (Aparecen en M con localización Dd y calidad formal o) Esperable

7:12 Inversa a la esperada

3.  Emilse (Arg.)

0 (Exner y EAR)

Disminuido

2

Aumentado

0

Disminuido

0:9  Inversa a la esperada

4. Caso Deborah, de Weiner (2003) (USA)

1FT/1Fc (en L.IV)  (Exner y EAR)

Esperable

1

Esperable

1 (Aparece en M con localización D y calidad formal -)

Disminuido

2:6

Inversa a la esperada

5. Rebeca (Arg.)

0 (Exner y EAR) FE: negación del claroscuro

3

Aumentado

5 (3 con INCOM Y FACOM)

Esperable

1: 3

Inversa a la esperada

 

Promedios

60%

80 %

60%

 

100% inversa a la esperada

 

   En síntesis en nuestra pequeña muestra el único índice que aparece en todos los casos y  detecta dificultades en las relaciones objetales es la proporción H: (H) +Hd + (Hd), incluso en el caso A.B. (Anoréxica recuperada). En este último caso el predominio de identificación con objetos parciales y fantaseados se puede observar en su trabajo artístico (dibuja principalmente caras humanas y representaciones humanas míticas). En tanto aunque los otros índices son variables: Disminución o ausencia del determinante textura,  aumento de código MOR y disminución de código COP se pueden considerar como índices. El código MOR se puede considerar como índice de cambio psíquico, ya que en el caso de la anoréxica recuperada no aparece.

En cuanto a las investigaciones realizadas con el S. C. observamos que:

Cabetas Hernández, I. (1998) en España menciona un valor MOR aumentado, (MOR › 2), una relación invertida de H ‹ (H)+Hd+ (Hd) y una disminución del código COP (COP ≤1).

García Alba, C. (2009) en España señala un valor MOR aumentado (1.88) y un aumento de los contenidos humanos fantaseados (1.72, en relación a 0.92 del grupo de no pacientes).

El estudio de Guinzbourg M (2011) en Argentina destaca un valor MOR aumentado (1.44) y una disminución de H pura, mientras que dicho estudio detecta una media de 0.78, el valor esperado en la Argentina es de 3.41 según Lunazzi, H. (2006).

 

 En cuanto al estudio de la EAR, Alonso H. y otros (2002)  afirma que en el 70% de los protocolos administrados se encontró ausente el determinante textura y en el 30% restante no alcanzó el porcentaje esperado, que es de dos o tres respuestas de Fc como mínimo. Recordemos que la EAR  codifica como textura respuestas de superficies metálicas, brillos y transparencias como textura a diferencia del S. C. que las codifica como de sombreado difuso (superficies metálicas y brillos) y perspectiva o vista (transparencias). La EAR  interpreta la disminución o ausencia de textura como falta de sensibilidad y de profundidad emocional en las relaciones, en tanto que su ausencia la relaciona con  de una dependencia no mentalizada y, por lo tanto, actuada o puesta en el cuerpo sin aceptarla o reconocerla, disociada.

 Menciona además la EAR (Alonso, I, 2002) disminución de los movimientos cooperativos, proporción alterada de H/Hd con predomino de la respuesta cara y cabeza (lo cual aparece en el 80% de nuestros cuatro casos) y presencia de combinación confabulatoria en la X (lo cual aparece en el caso de Deborah y Rebeca)

 

Tabla 4. 2. Índices derivados de Relaciones Objetales en  Anoréxicas en la Prueba de Rorschach.

Casos

Contenidos idealizados, denigrados o socialmente desvalorizados

F. E.: 1. Acción Padecida. 2. Crítica al Objeto. 3. Crítica al Sujeto. 4. Deforme, raro o desfigurado 5. . Negación del claroscuro. 6. Respuesta de defecto

Dificultades en la láminas maternas (VII) y (IX)

1. A.B. (Anoréxica Recuperada) (USA)

“Polilla.”

Total 1

2. 1

4. 1

Total: 2

No

2. Carolina (Perú)

“Castillo.” “Imagen de la virgen de Guadalupe y de niños rezándole.” “Hadas de cuento.”

Total: 3

1. 1

2. 1

3.1

4. 2

Total: 5

VII: “Veo dos rostros de dos personas, uno frente a frente. Nariz, veo la quijada, los labios, ojos, en uno lo veo completamente claro, en el otro veo una persona anciana por la forma de la quijada, uno con barba y bigote.”

 

 3. Caso Deborah, de Weiner (2003) (USA)

“Monstruo.”

“Ratones”

Total: 2

1.  Una hoja y una clase de bicho que sube sobre el tallo de la hoja.”

2. “Nada. No hay nada más aquí.”

3. “No lo sé. No veo realmente nada más.”.” No sé lo que es”

4.” Tiene extrañas orejas y alas. Parece extraño.”  “Estas dos cosas parecen dos niñas con el pelo arreglado de una manera rara.”

Total: 6

VII: “ Estas dos cosas parecen dos niñas con el pelo arreglado de una manera rara”

“Debajo de ellas hay un payaso con un gracioso sombrero.

” Parece como un túnel que va hacia atrás por lo oscuro.”

 

4.  Emilse (Argentina)

“Castillo de Drácula”;  “Caniches Pelados”; “Bruja de Dálmatas”; “Oso hormiguero sin trompa”; “Caniches pelados”; “Demonio con cara diabólica.”

Total 6

1. 1

4. “Manos con dedos flacos.”

6. “Caniches pelados”.  “Oso hormiguero sin trompa.”

Total: 4

VII: “Vagina.”

IX: “Mapa de Brasil con otro país adentro.”

“Dos corazones de vaca.”

‘Pulmones.”

5. Rebeca (Argentina)

“Bicho feo “. “Cucaracha voladora asquerosa.”“Perras parisinas elegantes.”“Extraterrestres con manos deformadas”

Total 4

1.1

2.1

3. 4

4: 2

Total: 8

 

 

IX: (Aleja la lámina… la aleja mucho más)

Nada… (gira) .Arte abstracto nada más…(Encuesta)

 Dos extraterrestres con manos deformadas  tratando de levantar un jarrón y dos cuerpos que los atacan.

 

En esta tabla se puede apreciar una gran diferencia entre el caso de la anoréxica recuperada y los casos de las otras cuatro adolescentes con trastornos de la alimentación. Se observan en estos cuatro casos rasgos de personalidad comunes como agresión no reconocida y disociada detectada en el FE de acción padecida; sufrimiento por el esquema corporal dañado -visualizado en el FE de deforme, raro o desfigurado y en la respuesta de defecto- vividos como que las cosas les  suceden sin hacerse cargo de su participación en ellas; crítica de objeto y movimientos pasivos aumentados denunciando todo esto su actitud hipercrítica. Se aprecian otros fenómenos especiales como contenido místico (Carolina) y contenido siniestro (Deborah, Emilse y Rebeca), relacionados con su idealización, miedos y en general con un pobre bagaje defensivo. Además se aprecia el fenómeno especial uno (Carolina, Deborah y Emilse) que denotan sus dificultades en las relaciones con el otro. La respuesta de defecto que aparece en  Emilse evidencia una represión ligada a un momento muy primario de la evolución de la libido según Passalacqua A. y Gravenhorst, M. (2005). Finalmente aparecen contenidos muy reveladores del trastorno como: “Muñequitas rusas flaquitas” –Carolina- , “Caniches pelados”, “Oso hormiguero sin trompa” y “Manos con dedos flacos.” – Emilse- y “Perras coquetas o como perras parisinas presumiendo o mujeres coquetas pero tienen nariz de perro”- Rebeca-. También llama la atención la falta de contenidos conflictivos en las láminas maternas (VII y IX) en la anoréxica recuperada.

En síntesis la invertida proporción: H: (H)+Hd+ (Hd), características de los contenidos y  determinados fenómenos especiales son índices del trastorno anoréxico que se relacionan con sus deficiencias en las relaciones objetales.

 

Como sintesis ambos meetodos el de la EAR y el Exner se complementan para detectar la Anorexia, sin embargo el de la EAR permite identificar mejor el trastorno mediante la lectura cualitativa de los fenómenos especiales

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA 

ÁLONSO, H. y OTROS. (2002). El Psicodiagnóstico de Rorschach en Pacientes hospitalizados y ambulatorios con trastornos de la conducta alimenticia. Revista de psicodiagnóstico de Rorschach y otras técnicas proyectivas. Año 23 Nº 1. Buenos Aires: JVE ediciones.

ANDREUCCI, P. y  GUILA, A. (2009). Identidad y Obesidad: Su íntima articulación al Rorschach. Revista de la Asociación Latinoamericana de Rorschach. ALAR. Nº 9 – Agosto 2009 .Asociación Latinoamericana de Rorschach: Lima.

 

BETANCOURT, Liliana y OTROS. (2007) “Interacción madre – hijo, patrones de apego y su papel en los trastornos del comportamiento alimentario.  Revista Universitas Médica. 2007 VOL. 48 Nº 3. Bogotá.

 Disponible:http://med.javeriana.edu.co/publi/vniversitas/serial/v48n3/8-INTERACCION.pdf

 

BRUNCH, H. (1969). Hunger and Instinct. The Journal of Mental and Nervous Disease 149. (2) 91-114.

CABETAS HERNANDEZ, Isabel. (1998). Anorexia Nerviosa: La melancolía como sustrato psico-patológico de la enfermedad. Tesis doctoral no publicada de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid.

Disponible en: http://www.cibernetia.com/tesis_es/…DE_LA…/3

EXNER, John. (2001). Manual de codificación del Rorschach para el Sistema Comprehensivo. Tercera Edición. Madrid: Editorial Psimática.

FERNÁNDEZ BRAVO, Friedda. (2008). Anorexia y bulimia nerviosa a través del Psicodiagnóstico de Rorschach: Un análisis de cinco casos de anorexia y bulimia.  Revista Avances de Psicología. Volumen 16(1) 2008 .Lima.

GARCÍA ALBA, Carmen. (2009) Evaluación multidimensional en pacientes anoréxicas restrictivas. Revista de la Asociación Latinoamericana de Rorschach. ALAR. Nº 9. Agosto 2009. Lima: Asociación Latinoamericana de Rorschach.

GARCÍA ROJAS ALARCÓN, María Fernanda. (2010). Caminos melancólicos de la anorexia. Revista Carta Psicoanalítica. Número 3. 2010. México

GIORDANO, Simona. (2006). Understanding Eating Disorders: Conceptual and Ethical Issues in the Treatment of Anorexia and Bulimia Nervosa. OxfordUniversity Press: USA.

 

GUINZBOURG, Mónica. (2011)”Eating Disordes: A Current Concern, Similarities and Differences Among the Anorexia, Bulimia, and EDNOS Categories. Rorschariana. Journal of the Internacional Society for the Rorschach. Volumen 32, 2011. Hogrefe: London.

KATZMAN, M. and LEE, S. (1997). Beyond Body Image: The Integration of Feminist and Transcultural Theories in the Understanding of Self Starvation. John Wiley & Sons, Inc.: New York.

KAYE, Walter y OTROS. (2009). Anorexia Nervosa.Journal Clinical Synthesis. September 01, 2009. USA.Disponible: http://focus.psychiatryonline.org/article.aspx?articleid=52998

KLEIGER, James. (1999). Disordered Thinking and the Rorschach. Theory Research and Diferential Diagnosis.  The Analytic Press: New Jersey.

LOPEZ COUTINO, Berenice y otros. (2006). Una aproximación a la estructura familiar de mujeres con Anorexia y Bulimia. Instituto Mejicano de Seguridad Social (IMSS): Méjico.

Disponible en http://www sistemadif.jalisco.gob.mx/…/Una_aproximacion_a.

LUNAZZI, Helena. (2006). El Rorschach en sujetos no-pacientes: tablas normativas. Primera Edición. Editorial Psimática. Madrid.

PASSALACQUA, Alicia Martha y  OTROS. (2006) El Psicodiagnóstico de Rorschach. Sistematización y nuevos aportes. Editorial Klex: Buenos Aires.

PASSALACQUA, Alicia Martha y  OTROS. (2006) El Psicodiagnóstico de Rorschach. Interpretación. Editorial Alex: Buenos Aires.

PASSALACQUA, Alicia Martha y GRAVENHORST, María Cristina. (2005) Los fenómenos especiales en Rorschach. Editorial: JVE PSIQUE: Buenos Aires

ROVIRA, Bernardo y CHANDLER. Eduardo. (2011). Anorexia Nerviosa. Curioso no comer para vivir. Centro AB: Buenos Aires.

SAGUARO, Shelley y OTROS. (2000). Psychoanalysis and woman reader.New YorkUniversity Press: New York.

SELVINI, P.; CIRILLO S. y SORRENTINO A. (1999). Muchachas anoréxicas y bulímicas. La terapia familiar. Primera edición. Editorial Paidós: Barcelona.

 

SENDÍN BANDE, María Concepción. (2007) Manual de Interpretación del Rorschach para el Sistema Comprehensivo Tercera Edición Revisada. Editorial. Psimática: Madrid.

VANDEREYCKEN, Walter. (2012).Risperidone for Treatment of Anorexia Nervosa: A Pilot Study. Results did not echo those from earlier studies with olanzapine. Eating Disorders Review. March/April 2012.Volume 23, Issue 2. Belgium.

Disponible en: http://www.eatingdisordersreview.com/print/nl_edr_23_2print.html

VANDEREYCKEN, Walter.(2012). How “contagious” can eating disorders be in the eyes of patients? Eating Disorders Review. March/April 2012. Volume 23, Issue 2.Belgium.

Disponible en http://www.eatingdisordersreview.com/print/nl_edr_23_2print.html

WEINER, Irving B. (2003). Principles of Rorschach Interpretation. Second Edition. Taylor / Francis Group, LLC: New York.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: