El Blog de la Psicologia Laboral

Archive for febrero 2012

Que no es fácil ingresar en el mercado laboral, esto lo saben todos que están tratando de entrar en él. Aunque se tenga una buena formación profesional, muchas veces los candidatos tienen dificultad para obtener una oportunidad. Hasta para las personas que ya tienen un empleo, los procesos selectivos están llenos de dudas y angustias. Se trata de una  algo nuevo que origina mucha incertidumbre. Para muchos es la primera vez o segunda vez que buscan una oportunidad de demostrar lo que valen. Se desconoce que se trata de un proceso conformado por una serie de etapas.

Hay quienes deciden tapizar con sus antecedentes todos aquellos lugares en los que encuentran una oportunidad de entrada, lo cual constituye un error. No se trata de esforzarse a tontas y a locas, sino de seguir las etapas del proceso . Una de ellas establece que los antecedentes deben ser presentados en lugares de la Internet en los que se permite hacerlo.

Por esto,  detallo algunos errores comunes que se pueden cometer, y en mi opinión, pueden echar todo a perder en la búsqueda de una vacante, ya sea en la presentación del currículo, o en la entrevista.

  1. No tener un currículo adecuado. Su currículo tiene el objetivo de despertar en el seleccionador el interés de conocerlo personalmente. Un buen currículo es legible, claro, conciso y no tiene errores de ortografía. En caso de duda, consulta el diccionario, el Google o un corrector ortográfico. También es muy importante que contenga el objetivo de su presentación, el cual puede variar de acuerdo al puesto al que se postule.
  2. No saber nada acerca de la compañía para la cual se está postulando. Antes de la entrevista, busque información sobre la compañía. Internet es una gran aliada en este proceso. Averigue si se identifica con ese nombre, cuál es el posicionamiento de la compañía en el mercado y lo que usted puede contribuir a su crecimiento. Sobretodo investige si conoce a alguien que en esa empresa le conozca y pueda dar un buen informe sobre su persona. 
  3. No hacer preguntas en el proceso selectivo. Preguntar es una manera de demostrar interés por la compañía y por el puesto vacante. Muchas personas creen, equivocadamente, que se está en una entrevista solamente para responder preguntas. Cuestione acerca de las actividades que el cargo en cuestión implica, sobre los niveles jerárquicos y el equipo de trabajo. Esto demuestra su disposición para ocupar el cargo y le ayuda a saber si es lo que realmente busca.  Pregunte el porqué ese cargo está vacante, si la anterior persona lo abandonó, fue despedida, o bien el cargo se ha creado recientemente. 
  4. Presentación inadecuada. No importa cuán grande sea el número de pasos en un proceso de selección, el contacto que tiene el candidato y el seleccionador es escaso, y este es el tiempo que tiene para crear una buena impresión. Evite el uso de groserías, la informalidad excesiva e ir vestido de forma muy casual. Conocer la cultura de la compañía ayuda a predecir qué tipo de comportamientos son apropiados, pero, en caso de duda, opte por la formalidad. 
  5. Mentira. Ya sea en el currículo o en la entrevista, la mentira no es una buena opción. El seleccionador es capaz de reconocer si el candidato es o no sincero, y – aún en el caso de que él no se de cuenta en ese momento – le es muy difícil al candidato sostener la mentira durante toda tu carrera dentro de la empresa. Es importante no decir habilidades que se carece – especialmente cuando se tratan de habilidades técnicas, tales como los idiomas. Si hay una prueba al respecto, descubrirán la mentira rápidamente.
  6. Criticar a la empresa anterior. Si salió del último trabajo insatisfecho, no mencione el incidente. Si el entrevistador le pregunta, diga la verdad, pero sin atacar a su ex jefe o  antigua compañía – y no profundice en el tema. Apóyese en datos comprobables, por ejemplo. “Se trata de una empresa que en los tres últimos meses, perdió el 50 % de sus clientes.”
  7. Hablar demasiado o hablar muy poco. Ser prolífico es malo, pero tampoco sea muy breve. Brinda al entrevistador la cantidad de detalles necesarios para que su pregunta sea respondida y él pueda entender el contexto de lo que está diciendo. En una dinámica de grupo, tenga cuidado de no pisotear a la competencia, pero, del mismo modo, no ser atropellado por ella. 
  8. No prestar atención a la comunicación no- verbal. Los gestos no verbales informan sobre lo que siente el emisor del mensaje. Observe si el entrevistador se acerca hacia usted, o bien se aleja en señal de desaprobación. Detecte si él se siente cómodo con lo que usted dice y sonríe con sus labios y con sus ojos al mismo tiempo, o si por el contrario no se siente cómodo y quiere interrumpir la entrevista lo antes posible. Cuando detecte que su entrevistador no se siente cómodo con lo que usted dice, cambie de tama rápidamente.
  9. No ir acompañado de algo que le permita tomar notas.  A veces, el entrevistador le puede preguntar un dato que desconoce y usted puede prometerle que le enviará lo antes posible dicha información.
  10. No elogiar antes de retirarse a su entrevistador en algo en que él hizo bien a su parecer, y que lo diferencia de los otros entrevistadores que usted ha conocido, explicándole cuál conducta y el porqué fue de su agrado.

 

Anuncios

 

Por supuesto que el profesional responsable de dirigir la entrevista de empleo, no espera que el candidato esté preparado para todo, ni tampoco tiene por qué estarlo, pero para algunas preguntas “standards” se espera que quien aspira a obtener un puesto de trabajo cuente con respuestas ya pensadas.

He aquí las preguntas más comunes:

– ¿ Por qué eligió este campo de ocupación?

– ¿ Qué lo llevó a responder a nuestro aviso?

– ¿ Por qué  le interesa el ingreso a nuestra compañía?

– ¿ Por qué solicita precisamente este puesto?

– ¿ Qué conoce de  nuestros productos y/o servicios?

– ¿ Por qué quiere cambiar su actual puesto de trabajo?

– ¿ Disfruta al realizar sus funciones actuales? ¿ Por qué?

– ¿ Conoce colaboradores en esta compañía?

– ¿ Está participando en otras búsquedas?

– De los talentos que posee, ¿ cuáles considera que le serían de utilidad en este puesto? 

 

También se hacen  preguntas desagradables, como por ejemplo:

    • ¿ Cuáles son sus principales debilidades?
    • ¿ Qué es lo que lo suele disgustar en situaciones laborales?
    • ¿ Qué fracasos ha tenido  durante su carrera profesional? 
    • ¿ Cómo reaccionó ante ellos?
    • Cuénteme de conflictos que se hayan suscitado entre usted y compañeros y jefes. ¿ Qué los originó y cómo se resolvieron?

Una vez terminada esta primera parte de la entrevista, quien la dirige suele invitar al candidato a hacer preguntas.

He aquí algunas de las preguntas que puede formular:

. ¿ Cómo es la situación actual del la empresa en el mercado?

. ¿ Qué objetivos tiene la empresa?

. ¿ Qué situaciones difíciles podría atravesar la empresa?

. ¿ Qué ofertas de formación tiene la empresa?

. ¿ Cuáles serían los primeros aspectos del puesto que debería atender en caso de ser elegido?

1. ¿Cuáles son los aspectos más importantes en la elaboración de un CV?

  • Hoy en día quienes reclutan recursos humanos  prefieren un CV que no se vea como el típico CV con formato estándar, sino que  marque una diferencia, como por ejemplo, contando lo que el candidato hecho, pero también, lo que le gustaría hacer y lo que hace con talento. En definitiva, que no sea un CV más, sino que sea un CV singular y distinto.
  • Otra de las cosas a tener en cuenta a la hora de hacer un buen CV es la brevedad. No hace falta hacer un CV de cinco páginas por mucho que el candidato tenga que contar. Es más importante resumir y sintetizar el CV para que en una o como máximo dos páginas, se muestre todo.
  • Cuando se elabora el CV también se tiene que mantener un orden. El que hoy se prefiere consiste en mencionar primero la experiencia laboral y luego la formación. En la cuanto a experiencia laboral es importante que se detalle de lo actual a lo más lejano.
  • En el apartado de los datos básicos se debe incluir además del nombre y apellidos, dirección, teléfono, correo electrónico, y se deben añador los datos referentes a cuando el candidato tiene un blog, una cuenta en twitter o el perfil de LinkedIn.  Cada vez más los profesionales de Recursos Humanos se dirigen en la etapa de reclutamiento hacia las redes sociales. Se debe cuidar el perfil en las redes, de tal modo que en todas se mantenga una misma presentación.

2. ¿Cuál es el objetivo al presentar el CV? 

Despertar el interés de la persona que lo va a leer. Es importante que por un lado, no se cuente todo en el CV y se dejen detalles, anécdotas, e incluso información sobre cursos adicionales y demás para el momento de la entrevista. No se debe  pensar en el CV como el fin del proceso sino como una vía de entrada a la entrevista donde el candidato tiene que ser él mismo y demostrar qué tiene a favor en relación a su competencia para ese puesto.

3. ¿En qué puntos se fija un técnico de selección al principio? 

Los técnicos de selección reciben muchísimos CV a diario. Ellos tienen un objetivo que cumplir y es cubrir determinados posiciones de trabajo que tienen abiertas por lo que es importante que el CV destaque aquello en lo que el candidato considere que mejor se ajusta a los requerimientos específicos del puesto vacante. Lo primero que se fijan los reclutadores actuales es en la experiencia laboral o formación, dependiendo del perfil que busquen.

4. ¿Y en cuánto a la carta de presentación? 

En la carta de presentación el candidato debe destacar su interés en la posición y los motivos a grandes rasgos por los cuales considera que satisface las exigencias del puesto. Aunque no sea algo “obligatorio” cuando  se aplica a un puesto, es muy aconsejable ya que es un buen momento para comentar qué puede el candidato aportar a la organización y al nuevo puesto.

5. ¿Qué otras exigencias debería cumplir el CV? 

Destacar el nombre de las la empresa en la que se ha trabajado y el de los puestos de trabajo desempeñados. También es muy importante señalar las fechas y la duración de los puestos de trabajo. Es muy aconsejable que esto quede destacado y se vea rápidamente.

6¿Cuánto tiempo en general puede invertir un técnico de selección en la revisión de una solicitud para decidir si la solicitud es recomendable o no? 

Depende del tipo de perfil que se busque. Y depende de los conocimientos del propio técnico. No creo que haya un tiempo determinado para la revisión de un CV. Puede ir entre 10 minutos a 45 dependiendo si se quiere profundizar más en referencias, redes sociales, etc.


Categorías